lunes, 11 de junio de 2007

Cerca del 85% de las mujeres adquieren su fortuna gracias a sus ingresos y negocios, según un estudio.

11/06/2007Vocento VMT

-Así, el matrimonio y la herencia dejan de ser las mayores fuentes de riqueza de las mujeres con grandes fortunas, con el 24,7% y 19,9%, respectivamente, seguido del divorcio, con el 2,2%.
La mayor parte de las mujeres genera su riqueza de forma independiente, ya que el 83,9% de ellas adquiere su riqueza gracias a sus ingresos y negocios en propiedad, seguido del 32,8% que lo hace a través de inversiones personales, según revela un informe de Barclays Wealth Insigths "Una cuestión de género".
De esta forma, el estudio destaca que tanto la riqueza como la influencia de las mujeres se está incrementando de forma notable, gracias a su iniciativa empresarial y a su éxito en los negocios, por lo que la percepción de que las mujeres adquieren grandes patrimonios a través de las herencias o el matrimonio está quedando obsoleta.
El crecimiento del poder económico de las mujeres también se refleja en la cada vez mayor presencia de éstas en los listados de los más adinerados del mundo. De esta forma, se puede observar cómo entre 2006 y 2007 el número de mujeres en el listado de los más adinerados de "The Sunday Times" ha pasado de 81 a 92.
A la hora de invertir, muchos expertos coinciden en que las mujeres tienden a tomar menos riesgos con su dinero, tanto en los negocios como en su vida privada.
Así, la encuesta desvela además que durante los últimos tres años, un mayor número de hombres que de mujeres han invertido en productos financieros considerados más arriesgados como por ejemplo los "private equity" (15% de hombres frente al 7,5% de mujeres), derivados (13% frente al 7%) o "hedge funds" (14% de mujeres frente al 12% de hombres).
Según el estudio, las mujeres suelen querer estar más informadas de una propuesta de inversión y comprenderla perfectamente antes de dar el paso. En general, las mujeres buscan más ayuda que los hombres a la hora de tomar decisiones sobre sus asuntos financieros y a menudo exigen un nivel de confianza mucho más alto a la hora de tomar decisiones al respecto.
Durante los últimos tres años, los bienes inmobiliarios han constituido la inversión preferida después de acciones y valores en bolsa en América del Norte y Europa. Asimismo, se registra un alto índice entre mujeres de Asia y Oriente Medio.
Las revalorizaciones significativas en bienes inmobiliarios producidas desde los años 90 han animado a muchas mujeres a canalizar sus fondos en la inversión del ladrillo, y también han sido fuente importante de creación de riqueza para un 20% de las encuestadas del estudio, con un 31% de ellas que tienen previsto invertir en bienes inmobiliarios durante los próximos tres años.
Las norteamericanas son las más sofisticadas en la diversidad de sus inversiones, ya que Estados Unidos es el país con la proporción más alta de mujeres que invierten en acciones, depósitos, propiedades, y pensiones personales. Por el contrario, las europeas son las más propensas a invertir en activos alternativos como antigüedades o arte.



Comentario:
Esta noticia,la pongo ya que con lo del tema de la industrialización, la mujer ha evolucionado y en esta noticia se puede apreciar claramente.

1 comentario:

Ángel Encinas Carazo dijo...

Creía que habías dejado un blog tan interesante. Muy pertinente la noticia. Te seguiré visitando, si te animas a seguir.
Un saludo muy cordial. Ángel